Pruebas A/B y marketing de datos

Las pruebas A/B, también conocidas como pruebas divididas, son una forma de comparar dos versiones de un sitio web para ver cuál funciona mejor. La versión «A» es el control, y la versión «B» es el cambio. El objetivo de las pruebas A/B es mejorar las conversiones averiguando qué versión de una página web tiene más probabilidades de convertir a los visitantes en clientes o clientes potenciales.

¿Qué son las pruebas A/B?

El test A/B es un método de marketing basado en datos que permite comparar dos versiones de un contenido (normalmente un correo electrónico, una página de destino o un anuncio) para ver cuál funciona mejor. La versión «A» es la versión de control, o la versión del contenido que ha utilizado hasta ahora. La versión «B» es la variación que desea probar, es decir, una versión ligeramente diferente del contenido.

Por ejemplo, supongamos que desea probar dos líneas de asunto diferentes para su próxima campaña de correo electrónico. La línea de asunto «A» es la que utiliza habitualmente, y la línea de asunto «B» es una versión ligeramente diferente que desea probar. Una vez enviados los correos electrónicos, puede consultar indicadores como el número de aperturas y clics para ver qué línea de asunto ha funcionado mejor.

Con las pruebas A/B adecuadas, las tasas de conversión pueden aumentar hasta un 20%. Por eso se ha convertido en una herramienta importante para los profesionales del marketing modernos.

Si todavía no utiliza las pruebas A/B como parte de su estrategia de marketing, ahora es el momento de empezar. Siga leyendo para descubrir cómo pueden ayudarle las pruebas A/B en su negocio y cuáles son sus ventajas.

¿Cómo se configura un test A/B?

Hay cuatro pasos para configurar una prueba A/B:

Elija lo que desea probar

Puede ser cualquier cosa, desde el título de la página de inicio hasta el color del botón «Comprar ahora».

Configure su prueba A/B

Debe crear dos versiones de la página de comercio electrónico que desea probar (versión «A» y versión «B»). Asegúrese de cambiar sólo un elemento cada vez para poder determinar con precisión qué cambio ha marcado la diferencia en los resultados.

Dirija el tráfico a su prueba A/B

Utilice sus canales de marketing habituales (redes sociales, marketing por correo electrónico, publicidad de pago, etc.) para atraer tráfico a su prueba A/B.

Analice los resultados de la prueba A/B

Una vez que disponga de datos suficientes, es hora de analizar los resultados y ver qué versión obtiene mejores resultados. La versión ganadora es la que ha conseguido el resultado deseado (por ejemplo, más ventas, más registros, etc.), aunque puede haber otros factores a tener en cuenta (por ejemplo, la experiencia del usuario).

Tipos de pruebas A/B

Existen tres tipos de pruebas A/B:

Pruebas multivariantes

En estas pruebas, se cambia más de una parte de una página web al mismo tiempo. Por ejemplo, puede probar diferentes titulares, imágenes y botones de llamada a la acción al mismo tiempo.

Pruebas de URL divididas

Para estas pruebas, envía tráfico desde sus canales de marketing habituales (como las redes sociales y el marketing por correo electrónico) a dos URL diferentes, una para la versión «A» y otra para la versión «B». Lo único que cambia entre estas dos versiones es la URL. Todo lo demás permanece igual.

Pruebas de redirección

La mayoría de las veces, las pruebas de redirección se utilizan cuando se realizan cambios importantes en un sitio de comercio electrónico (como un rediseño completo) y sería demasiado difícil o llevaría demasiado tiempo crear dos versiones diferentes con URL distintas.

Las pruebas A/B son una herramienta útil para cualquier vendedor que desee aumentar el número de personas que compran algo en su comercio electrónico. Al someter diferentes partes de sus sitios web a pruebas divididas, pueden determinar qué cambios dan lugar a una mayor tasa de conversión y hacer que esos cambios sean permanentes. Cada tipo de prueba tiene sus ventajas y desventajas, dependiendo de lo que quiera hacer con su sitio web. Antes de empezar a hacer cambios en su sitio web de comercio electrónico basado en los resultados de una prueba. Asegúrese de que tiene un objetivo claro en mente y suficiente tráfico para realizar una prueba A/B rentable.

 

Partagez cet article !
Vous aimerez aussi

Sommaire